Cementerios

Visitar un cementerio no tiene nada de macabro. Antiguamente, eran fieles indicadores de la riqueza de un pueblo. Y aún hoy, conservan cierto misticismo y encanto.

Antiguamente, los cementerios eran fiel indicador de la riqueza de un pueblo o de una ciudad, y reflejaben el estilo de vida de los habitantes. Hoy en día, con su estilo de arquitectura más bien uniforme, los cementerios igual han perdido algo de su misterio y encanto. Aún así, en Mallorca hay algunos que se deberían visitar, por su emplazamiento y singularidad:

 

- Palma, el cementerio más grande y arquitectónicamente variado de la isla, de especial interés es el área más antiguo con pasillo subterráneos y luz difusa

- Deià, Sierra de Tramuntana, pequeño cementerio en lo alto de la colina, tan pequeño que a los muertos se les entierra de pie y las placas se colocan en virtualmente cualquier espacio disponible

- Manacor, las tumbas han sido construidas en una antigua cantera

- Banyalbufar, contrario a otros cementerios, las tumbas son idénticas y ninguna lleva nombre, sólo un número que luego se puede referenciar y mirar a quien pertenece

 

En Todos los Santos es cuando más gente acude a los cementerios, dejándolos bellamente decorados con coloridos flores, regalándoles a los niños rosarios comestibles y hasta se celebran animadas reuniones familiares en los cementerios a fin de hacerles partícipes de la vida familiar a los muertos.

« back

selected by the eye

Home / Features / Privacy / Become our partner / Blog / Advertisement / Contact Form

www.mallorca-eye.net © 2012 eMarketing Industries SL - Credits